Poppy el gato más viejo del mundo, cumple 24 años

El gato más viejo del mundo se llama Poppy y acaba de cumplir 24 años, nació en febrero de 1990 en Bournemouth, Inglaterra, y ha sobrevivido el equivalente a 114 años humanos durante sus 291 meses de vida, lo que lo hace el “abuelito” de todos los felinos del mundo.

Este longevo gato, está reconocido por los Records Guinness como el gato más viejo. Su dueña dice que la longevidad de su mascota se debe a que hace ejercicios y se alimenta muy bien, aunque ahora por su edad pasa la mayor parte de su tiempo en la casa durmiendo.

Actualmente está ciego y sordo, lo que lo obliga a pasar las 24 horas del día dentro de su casa, pero el resto de sus sentidos le ayudan a sobrevivir día a día. Poppy ha tenido dos dueñas y la actual cuida de que no le falte de nada: ni una buena dieta con algunos caprichos como la comida rápida, ni actividad diaria. Su dueña actual también considera que no solo es un gato viejo como le dicen sino que le ha dado los momentos mas felices de su vida y que poppy se hace viejo junto a ella

Este gato ha conseguido el récord de longevidad después que un gato llamado Pinky, de Estados Unidos, falleciera con 23 años, pero aún le queda mucho para llegar a la altura de Creme Puff, un gato también estadounidense que vivió 38 años a este si le llamábamos también el gato mas viejo del mundo aun no se ha encontrado ningún felino que llegue también a la misma edad.

Fuente: que.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.