Maddie y Pinky: dos de los gatos más viejos del mundo

Gatos más viejos Maddie con 24 años y Pinky con 28 años,  se cree son los gatos más viejos del mundo y viven en Lincolnshire, en el este de Inglaterra.

Maddie, es una gata pelirroja de 24 años, que en años gatunos equivale a ciento trece años de los humanos, pero no hay pruebas o papeles para probarlo. Y también está Pinky, que tiene 28 años y su documentación no deja lugar a dudas.

Hay que tomar en cuenta que si un gato llega a vivir muchos años, esto dependerá de los cuidados que reciba a lo largo de toda su vida. Un gato que vive en un hogar tiene una perspectiva de vida de más de 12 años y con un poco de vigilancia y control conseguiremos que nuestra mascota viva el mayor tiempo posible, esto demuestra el amor que Maddie y Pinky  quiza recibieron durante toda su vida.

Los gatos envejecen mucho más rápido que los seres humanos, y solemos cometer un error muy frecuente pensando que cada año humano equivale a siete años de un gato. Pero la mayoría de los expertos afirman que el envejecimiento felino es mucho más rápido durante sus dos primeros años de vida.

Existe una tabla de equivalencias que refleja que cuando un gato cumple un año de vida, en realidad es como si estuviera cumpliendo 15. Con dos años de edad, el mismo gato, sería un joven de 24. A partir de esta edad, cada año que pasa el gato envejece aproximadamente cuatro años.

Generalmente los gatos viven más que los perros. Mientras que un gato callejero presenta una esperanza de vida de 3 a 6 años, uno que vive en un hogar, tiene una perspectiva de más 12 años, y un gato bien cuidado puede vivir hasta 20 años o más.

Fuente: bbc.co.uk