LOS HUESOS EN LA DIETA DEL PERRO, SI… NO… ¿POR QUÉ?

Tiempo de lectura estimado: 3 minutos

Algunos podrán recordar alguna parte de su clase de biología en el colegio, pero para quienes no lo tengamos muy claro, la UVG define como Biología: La Biología es la ciencia que estudia la vida desde diferentes puntos de vista:

Se estudia desde un enfoque ecológico, sistemático, evolutivo, molecular y genético, mediante los cuales puede establecer diferencias y relaciones entre los distintos tipos de formas de vida.

Creo que por generalidad hemos olvidado quiénes son nuestros perros. Si pensamos detenidamente y analizamos un poco algunas características, como por ejemplo, la forma de sus dientes, el largo de su tracto digestivo, el pH gástrico, las enzimas que trabajan activamente para descomponer y llevar efectivamente los alimentos a donde el cuerpo los necesita, esto da mucho de qué platicar, pero te lo resumiré:

Todo esto indica que nuestro perro está capacitado genéticamente para consumir alimentos como carne y huesos de otros animales.

Y ahorita espero que en tu cabeza hayas escuchado un sonido de vidrios, quebrarse y empieces a pensar: ¡Wow, mi perro puede hacer esto!

HOY QUIERO ENFOCARME ESPECÍFICAMENTE EN LOS TEMIDOS HUESOS


Hay una aclaración SUMAMENTE IMPORTANTE que necesito hacerte antes de que sigas leyendo, y espero que esto lo guardes en tu corazón: NUNCA DEBES DARLE HUESOS COCIDOS a tus mascotas.

¿Qué pasa con esto? Los huesos crudos, naturalmente, tienen una cierta flexibilidad y composición. Cuando nosotros los cocinamos, pierden agua y colágeno, lo cual ocasiona que se astillen y quiebren con facilidad.

3 Beneficios que encontrarás al darle huesos crudos a tu mascota:

  1. Limpieza bucal perfecta
  2. Reduce el estrés
  3. Aporta nutrientes esenciales

CONSEJOS PARA INCLUIR HUESOS en la dieta de los perros:

  • Empieza por un hueso con bastante cartílago y verifica que el tamaño sea mayor al de su boca, con esto evitaras que quiera comérselo de un bocado.
  • Bríndale huesos desde cachorros. Puedes darles a partir del desarrollo de tu perro.
  • Nunca dejes sin supervisión a tu perro cuando estás empezando a compartir este alimento con él.
  • Déjale el hueso por un máximo de 15 minutos, luego lo retiras.

Ojo: Mucho hueso puede estreñir a tu mascota. Puedes incluirlo 1 vez cada 15 días.

Algo que a mí me encanta hacer es enseñarle a mi mascota cómo morder…. ¡Un hueso claro! Y esto es muy sencillo, le das el hueso sin soltarlo y le enseñas a controlar que tú lo tienes y puedes retirarlo tranquilamente.

Recuerda que cada una de nuestras mascotas es diferente. Si estás empezando en el mundo de la alimentación natural para tu mascota, puedes contactarte con KANI y con todo gusto te ayudaremos a que lo hagas de la forma más informada y correcta para tu amigo de 4 patas.

Por Melissa Ponciano / KANI DOG FOOD