PULGAS EN GATOS ¿Cómo combatirlas?

Si vemos a nuestro gato rascarse es sinónimo de que algo le pica. Mucho cuidado ya que el primer síntoma de tener una infestación de pulgas, es precisamente la picazón y lo vemos en ellos al rascarse. 

LAS PULGAS EN LOS GATOS

Como las pulgas no son la única causa de prurito (picazón) debemos investigar, sobre todo abrir el pelaje en las zonas de atrás de las orejas, debajo de los brazos y piernas, o en donde hay menos pelo, en la base de la cola.

Si notamos puntos rojos, unas partículas cafecitas como una especie de arenilla dura, estas son las heces de las pulgas después de digerir la sangre de nuestro gato. 

También se pueden ver las costras de las mordidas que nuestras mascotas se hacen al rascarse, el área enrojecida e incluso costras e infecciones secundarias.

Otros problemas a causa de las pulgas en gatos

Estos no son los únicos problemas que acarrea, también puede desarrollarse una infestación de parásitos internos que vengan dentro de la pulga y cuando el gato la muerde para matarla, las larvas son llevadas al intestino delgado y producen parasitosis.

Dentro de estos parásitos están los cestodos (tenias) que aparecen como unos pequeños arroces que salen por el ano del gato y se mueven. Parásitos que pueden infestarnos a nosotros también.

Cómo combatir las pulgas en gatos

Afortunadamente existen productos que eliminan tanto las pulgas, garrapatas, piojos y ácaros llamados parásitos externos o ectoparásitos, sino también eliminan parásitos internos, endoparásitos, dando solución y protección en una sola aplicación (como las Pipetas Advantage Multi de Bayer).

Efectos indeseables que pueden causar las pulgas en gatos

Anemia, recordemos que estos insectos se alimentan de sangre de nuestros gatos, en una infestación severa pueden afectar gravemente su salud y condición física.

Pueden transmitir enfermedades como la Hemobartolenosis, Bartolenosis que puede transmitirse al hombre.

Pueden producir alergias a la saliva de la pulga, infecciones secundarias que provocan dermatitis que ocasionan la pérdida de pelo y heridas propensas a infectarse.

Y así podríamos mencionar muchas otras enfermedades que pueden ser incluso mortales a nuestro gato. 

Lo ideal es que mantengamos un plan de prevención contra estos insectos ya sea con productos colocados sobre la piel (el caso de las pipetas), uso de collares que son muy efectivos (algunos de duración de hasta 8 meses) y hoy día con sistemas de seguridad anti ahorque para evitar que el gato que sale a sus paseos fuera de casa, se pueda hacer daño.

Baños con medicamentos específicos, e incluso soluciones naturales para los más exigentes gustos. 

Lo importante es que se realice esta prevención y por nuestra salud y la de nuestros amigos felinos, podamos mantener su salud y felicidad por mucho tiempo, busca una solución que se acondicione a tus necesidades, tu médico veterinario puede orientarte con mucho profesionalismo. 

Por: Dra. Rosmunda Pierri de Avendaño  / Grupo Bigor